Buscar
  • Elizabeth Vargas (Elicomrd)

¿Cómo iniciar tu presentación en público?


Toda buena historia es como un viaje, al inicio hay mucha expectativa y al final está llena de recuerdos y nostalgia. Iniciar algo nuevo siempre es emocionante, y hoy quiero ayudarte a diseñar el inicio de tu presentación en público.


Los primeros 10 segundos en los que empiezas a hablar es donde tu público decide si te va a escuchar o a ignorar.


Si atrapas su atención en esos 10 segundos y logras que digan: “Creo que esto va a estar interesante”, entonces habrás logrado un 80% del trabajo que te resta para hacer llegar tu mensaje.


¿Cómo diseñar una buena apertura para tu discurso?


Hoy quiero analizar contigo algunos ejemplos para enseñarte diversas opciones que podrías utilizar para la apertura de tu discurso:


Ejemplo de apertura 1:


“Hola, buenas tardes, muchas gracias por estar aquí, para mí es un honor compartir el día de hoy con todos ustedes. Espero que las palabras que les voy a transmitir les ayuden a reflexionar y darse cuenta de que a veces no disfrutamos el presente como debe ser…”


En este ejemplo, han pasado ya 10 segundos y no hay ningún elemento que te llene de deseos de seguir escuchando.


Es un error muy común dedicar demasiado tiempo a presentarnos, agradecer la invitación y saludar al público. Por eso te recomiendo no desperdiciar esos primeros y valiosos segundos.


Ejemplo de apertura 2:

“Hoy vengo a decirles que todos los que estamos aquí vamos a morir. Es obvio que va a suceder, pero a veces parece que lo olvidamos, y vivimos cada día desperdiciando la oportunidad de ser felices. Quizá llegamos a creer que somos eternos y por eso dejamos de vivir al máximo cada instante…”


Quizás haya tiempo de saludar luego de la apertura. Pero después de una introducción tan impactante como ésta, todas las personas estarán deseosas o al menos, curiosas de saber qué es lo que les vas a decir.


Aunque esta manera de empezar tu discurso es muy efectiva, existen otras opciones que puedes utilizar.


Algunas de las opciones para iniciar de manera impactante tu discurso o presentación en público, son:


Una frase célebre con impacto. Asegúrate de no elegir una frase sólo porque suena bonita. Tiene que estar relacionada al objetivo de tu discurso y, además, debe de provocar muchas emociones en el auditorio.


Una pregunta desafiante. A diferencia de una frase, una pregunta siempre pone a las personas a pensar en la respuesta, y si ya los pusiste a pensar en tu tema, estarán más interesados en escucharte. Cuida que sea una pregunta cuya respuesta no sea muy lógica.


Una historia que los atrape (Storytelling). ¿Y si empiezas a contarles la historia directamente? Que mejor manera de atrapar la atención de tus oyentes que iniciar tu participación con una narración interesante.


Un ejemplo personal. Algunas de las introducciones más interesantes e impactantes que he escuchado son aquellas en las que el orador simplemente inicia contando una anécdota personal de algo que le ocurrió minutos o días antes.

Una afirmación difícil de creer. Una afirmación al inicio tiene que hacer que las personas se pregunten: “¿Cómo? ¿En serio? ¿Por qué?”. Así estarán totalmente atentos para encontrar esas respuestas a medida que desarrolles tu exposición.


Existen muchas opciones para encontrar tu apertura ideal, pero como te digo siempre, lo más importante es que utilices toda tu creatividad para encontrar la introducción exacta para ti, tu mensaje y tu público en específico y que siempre le coloques tu sello personal.

🎤¡Comunícate!

⭐Recuerda: Lo que no se comunica, simplemente no existe…


1 vista
Escríbeme

Tel: 809-707-5315

eli.comrd@gmail.com

  • Icono negro LinkedIn

© 2020 para Elicomrd. Creado con Wix.com