Buscar
  • Elizabeth Vargas (Elicomrd)

¿Cómo mejorar tu dicción al hablar?

Actualizado: sep 22


Hablar de forma clara y correcta puede ser más complicado de lo que parece. Conseguir una dicción perfecta es una tarea que requiere mucha práctica. Sin embargo, se trata de un elemento esencial para que logres comunicarte de manera asertiva.


Quiero iniciar refiriéndome a los trabalenguas. Los trabalenguas te pueden ayudar muchísimo a mejorar tu pronunciación. Es bueno que sepas que la pronunciación no es más que la articulación de los sonidos al hablar. En este proceso intervienen diversas partes como: Tu boca, paladar, los dientes, tu lengua, los labios y hasta la glotis.

Un ejemplo de trabalenguas sería:

¨Pedro Pérez Pita pintor perpetuo pinta paisajes por poco precio para poder partir pronto para Paris¨.

Siempre será bueno que busques trabalenguas que contengan las letras que más se te dificultan pronunciar. Es muy sencillo, en el buscador universal de Google puedes encontrarlos con tan solo un clic.

La importancia de los trabalenguas no radica en decirlos de manera rápida o acelerada, sino en decirlos correctamente. Antes de decirlos trata de calentar los músculos de tu cara, una técnica muy sencilla para esto es pararte frente al espejo y empezar ¨a hacer caras¨, gesticulando todo lo que puedas, abriendo y cerrando la boca.

Ahora, quiero compartir contigo seis puntos que debes considerar para mejorar tu dicción:

Omisión de letras o mala vocalización. Los malos hábitos al hablar se acumulan desde la niñez, por eso es tan complicado mejorar la dicción. Los principales errores que genera una pronunciación deficiente son: Unión de expresiones o términos de manera incorrecta y palabras que son modificadas al variar un fonema o sonido.

Velocidad de tus palabras. Lo primero que debes intentar es tratar de hablar de la manera más pausada posible, pero ojo, esto no puede ser jamás sinónimo de monotonía o aburrimiento y tampoco puedes hablar tan despacio que causes desesperación en tus oyentes.

Cuida tu respiración. Debes tener la cantidad de aire que sea necesario. No permitas que los nervios te hagan hablar corriendo. Respirar de manera adecuada, te evitará cansancios innecesarios, te llevará a comunicarte mejor y calmar tus nervios.

Trata de ser paciente. Mejorar tu dicción no es tarea de un día ni lo lograrás de la noche a la mañana. Como todo en la vida, dependerá de la constancia que tengas para cambiar los malos hábitos de pronunciación que tengas. No existe un plazo para alcanzar una correcta dicción. Tus aliadas serán la paciencia y la perseverancia.

La seguridad en ti mismo es clave. Aunque no lo creas, la seguridad en ti mismo está estrechamente relacionada a la dicción. Debes tratar siempre de comunicarte de forma natural, tal y como eres. Cuanto más creas en ti mismo, mejor será tu comunicación con los demás.

No te olvides de tu receptor. Para lograr la respuesta deseada de tu receptor es necesario que mejores la dicción desde la acción y la emoción. La vocalización, el timbre de voz o la velocidad deben ir acompañados siempre de una adecuada entonación.


La dicción y la forma de hablar es igual de importante que el mensaje o el contenido que deseas comunicar.

¿Te animas a iniciar hoy a practicar un trabalenguas para mejorar tu dicción?

Déjame tus comentarios, cuéntame si pudiste realizar este trabalenguas y qué te pareció.

11 vistas
Escríbeme

Tel: 809-707-5315

eli.comrd@gmail.com

  • Icono negro LinkedIn

© 2020 para Elicomrd. Creado con Wix.com