Buscar

Seis claves para captar la atención de las personas al hablar


Sin atención, no hay acción. Ya sea que estés dando una charla, o realizando una presentación de ventas, si quien te escucha no te presta atención, no entenderá. Si no entiende, no recordará lo esencial, y si no recuerda lo esencial de tu mensaje, nunca comprará tus ideas.


El grave problema de hoy es todo el ruido que existe en el ambiente y la constante sensación de prisa impuesta por los teléfonos inteligentes y la cultura alrededor de éstos.


Diversos estudios realizados, han demostrado que nuestra capacidad de atención es de 8 segundos. Es decir, si algo no nos interesa, en 8 segundos pasamos a algo que nos interese más (como normalmente, nuestro teléfono).


Es por esto, que hoy quiero compartir contigo las seis (6) claves para que puedas captar la atención de las personas al momento de comunicarte:


1. La primera clave: Empatía.

¿Qué sensación te produce escuchar un mensaje estandarizado o enlatado que no encaja con tus necesidades? Como si quien lo dice, hubiese realizado ¨Copy-Paste¨ con la intención de hablarle a todo el mundo, pero olvidándose de ti.


Tener empatía significa ponerte en el lugar de tu público o cliente potencial y, antes de iniciar tu comunicación, pensar muy bien en estas tres preguntas:


· ¿Quién es?

· ¿Qué necesita?

· ¿De qué manera puedo aportar a eso que necesita?


Si enfocas tu mensaje en lo que necesita la persona que te escucha, llegará de manera directa tu mensaje y lograrás tu objetivo.


2. Segunda clave: Simplicidad

A veces, cuando nos hacemos expertos en algo, nuestros pensamientos se vuelven complejos, llevándonos a utilizar un lenguaje muy específico y desarrollando nuestra capacidad de análisis.


Pero cuando conversamos quizás frente a personas que no trabajan en lo mismo que nosotros o que no conocen del tema, normalmente no nos entienden, y esa falta de comprensión, se traduce en un cambio inmediato en el foco de atención.

Facilitar la comprensión mediante la simplificación de tu mensaje promueve la atención.


Para lograrlo, yo te recomiendo:


· Utilizar un lenguaje llano.

· Emplear frases cortas y fáciles de asimilar.

· Presentar una sola idea a la vez.


3. Tercera clave: La sorpresa

Lo previsible, lo repetitivo y lo mismo de siempre, lamentablemente aburre. Cuando tu idea se parece a todo lo demás, también aburre.


El problema es que, aunque tu idea sea novedosa y completamente distinta, si la presentas de manera previsible, como la mayoría de las presentaciones, también aburrirá.


Al cerebro le gusta la novedad y le aburre lo previsible. Aprovecha esta situación y diferénciate de los demás:


Evitando las formalidades y dirigiéndote al mensaje principal de inmediato.


Por ejemplo:

Inicia y rompe el hielo con una afirmación como ésta:


“Sólo 2 personas en esta sala podrán mantener su negocio a flote en los próximos 10 años”.


En menos de 8 segundos, despertarás la curiosidad de tu audiencia por saber más del tema que vas a tratar.


4. Cuarta clave: La Variedad

En línea con el punto anterior, deberás no solamente lanzar una afirmación al inicio de tu presentación. También deberás ir empleando mensajes interesantes a lo largo de tu intervención.


Algunos autores, lo definen como el “menú de degustación” porque este tipo de experiencia culinaria hace que pruebes pequeños bocados muy sabrosos que te dejan con ganas de comer más.


Al presentar un mensaje, puedes simular el “menú de degustación” de la siguiente manera:


· Interactuando con el público.

· Dando ejemplos frecuentes.

· Contando historias.


Si haces esto, tu audiencia querrá saber más y mantendrás la atención hasta el final.


5. Quinta clave: La Familiaridad

Nos gusta más quien se nos parece, porque genera una sensación de familiaridad y seguridad. Quien no se nos parece, nos resulta extraño y lo asociamos inconscientemente, con una potencial amenaza.


Promueve la percepción de pertenecer a tu público, de la siguiente manera:


· Con una etiqueta similar.

· Utilizando expresiones parecidas.

· Hablando de experiencias comunes.


De este modo, despertarás la sensación de agrado que es una gran palanca de la persuasión.


6. Clave 6: La Conversación

Trata de no leer tus diapositivas y de no sumergirte en una tabla repleta de cifras, porque cuando esto ocurre, pasas un registro antinatural que te hace sonar como un robot cuyo mensaje no varía en tono, ritmo, volumen, ni en velocidad y por eso, las personas se terminan aburriendo.


En su lugar, busca siempre conversar con tu audiencia:


¿Cómo lo puedes lograr?:

· Contando historias y reviviéndolas de manera entusiasta.

· Buscando el contacto visual individual sintiendo que le hablas a una persona a la vez.

· Haciéndote la idea de que le hablas a un amigo, en vez de a un extraño.


En resumen, si quieres captar la atención de las personas al hablar, trata de: Ser empático, simple, mostrar variedad y sorpresa en tu presentación, familiarízate con tu público y conversa con él de manera natural.

🎤 ¡Comunícate!

⭐ Recuerda: Lo que no se comunica, simplemente no existe.

0 vistas0 comentarios