Buscar
  • Elizabeth Vargas (Elicomrd)

Storytelling: Una herramienta de éxito


Storytelling es el arte de contar historias y aunque no lo creas, estamos diseñados para prestar especial atención a las historias. Nos emocionan, nos entusiasman y nos llevan a una mejor concentración y a crear lazos de confianza de inmediato.

¿Cuáles son las ventajas del Storytelling?

  • Contar historias te mostrará más humano, más sensible y lograrás una mayor empatía con tu público.

  • Ayudará a los demás a entender y encontrar sentido a aquello que estamos explicando.

  • Las historias despiertan emociones casi imposibles de alcanzar con sólo teoría, cifras o datos.

  • Entretienen, es decir, combaten al aburrimiento de inmediato y mantienen la atención de los oyentes.

¿Qué tipo de historias deberás contar al momento de hablar en público?

Todo depende de tu objetivo y del tipo de mensaje que deseas comunicar. Por ejemplo, si quieres que crean en ti, puedes hablarle a tu audiencia de cómo llegaste a ser quien eres hoy, todo lo que tuviste que superar y cómo lo hiciste.

Si en cambio, deseas ofrecer una visión diferente sobre algún tema, es decir, transmitir un nuevo punto de vista, cuenta a tus oyentes una historia sobre lo incorrecto de la situación actual y crea una visión más creativa para el futuro. Puedes utilizar moralejas y comparaciones.

¿Cómo introducir tu historia?

Lo mejor es hacerlo de forma natural. Cuando vayas a hablar del tema al que se refiere tu historia, puedes decir por ejemplo: ¨Antes de continuar, quisiera contarles mi historia¨… No tienes que explicar por qué vas a contar la historia. Cuando termines, de seguro tu audiencia habrá comprendido ya que la historia debe explicarse por sí sola y tener una conclusión que vaya directamente en relación con el tema que estás tratando.

¿Cómo debe ser una historia para que añada valor a tu discurso?

Relevante: Escuchar historias es divertido, entretenido, refrescante. Pero cuando las historias que nos cuentan no vienen al caso, podemos sentir que perdemos el tiempo al escucharlas. Es importante que las historias que utilicemos en nuestras presentaciones sirvan como apoyo para explicar los puntos tratados en la parte más teórica, de modo que permitan una mejor comprensión.


Corta: Todo tiene su límite. Por muy entretenida y relevante que sea una historia, ésta puede terminar cansando si se nos va la mano con el tiempo. La historia debe ser lo suficientemente larga como para cubrir los elementos tratados y tener sentido pero también, debe ser lo suficientemente corta como para evitar que perdamos el interés de nuestros oyentes.


Significativa: Las historias que contemos deben contener algún tipo de enseñanza o moraleja. Qué cambio he logrado, cómo lo he logrado y qué beneficios me ha representado. Sin un mensaje claro, por muy relevante que sea la historia, al público le costará entender su aplicación práctica.


Contar historias es divertido, pero escucharlas es aún más. Con ellas soñamos, aprendemos y revivimos emociones fuertes. Utilizar historias en nuestras presentaciones nos acerca a la audiencia porque con éstas humanizamos el contenido y lo hacemos más sociable y digerible.

¡Estoy segura de que si cuentas una historia en tu próxima ponencia, serás testigo de excelentes resultados!


¡Déjame tus comentarios, disfruto mucho leerte!

60 vistas2 comentarios
Escríbeme

Tel: 809-707-5315

eli.comrd@gmail.com

  • Icono negro LinkedIn

© 2020 para Elicomrd. Creado con Wix.com